Casper y yo

viernes, 14 de noviembre de 2008

Hola. Estoy aquí. No me he muerto. No he sido abducida por una tribu de alienígenas ávidos de aprender scrap. No he sido sepultada bajo los cientos de kilos de material que voy acumulando sin usar. Sigo aquí. De verdad.

Estos días, de scrap, poco (terminando el calendario de Jess, prometo que el lunes lo envío), de compras de scrap todas las imaginables, de horas pasadas en conversaciones virtuales con compis de scrap, ni lo cuento…

A ver… ¿Qué ha pasado de destacable?... ah si, sigo practicando (o lo que sea) con mi cricut. He descubierto que mi cricut es chico. Si, si, es chico. Yo sabía que había cricut baby y expresión. En su momento, me decidí por la pequeña. Lo que no sabía es que también hay chico y chica. ¿Qué como lo he descubierto…? (tranquilas, no he tenido que levantarle la patita a ver qué había debajo… entre otras cosas porque no tiene patitas).

Remontémonos un par de días atrás. Entre mis compras compulsivas estuvo hace una semana más o menos un programa de la misma compañía que la cricut que permitía cortar desde el ordenador y combinar todas las formas y fuentes posibles para crear otras nuevas. Fantástico. Lo compré, me llegó a casa y hala, a probarlo. Lo primero es que tenia que actualizar la versión del firmware de la maquina (esto que parece tan complicado quiere decir simplemente que para que la maquina y el ordenador se entendieran, los dos tenían que tener la misma versión instalada). Afortunadamente fue algo sencillo y en 10 minutos, tenia mi maquina lista para cortar.

O eso creía yo. Cargo el programa, preparo la maquina, elijo el diseño, y le doy a cortar. Inmediatamente me sale una advertencia en inglés que más o menos me dice que el tamaño de la alfombrilla de corte no se corresponde con la que tengo en el programa ¿¿¿¿¿eeeehhhh????? ¿Lo cualo de lo cualo????? Vamos a ver (le razono al ordenador, y no es broma), tengo la cricut pequeña. No hay opción de elegir alfombrilla. Sólo cabe la de 6x12 pulgadas. Nada más. A lo mejor he puesto mal los parámetros… pues no, 6x12 marcado. A lo mejor se ha actualizado mal (vuelvo a actualizar la máquina). Vuelvo otra vez. Papel, alfombrilla de corte, cargo el programa, elijo el diseño, le doy a cortar. La misma advertencia. A lo mejor tenia que haber reiniciado el ordenador. Reinicio, apago la cricut, la enciendo, papelalfombrillacargoelprogramaelijoeldiseño… etcétera… y nada… Acojonadita perdida, me vuelvo hacia donde todas mis cuitas son escuchadas, mis desvelos reconocidos, mis problemas solucionados… no, no recé (aunque me faltó poco y eso que soy agnóstica), me conecté a Internet y empecé a mandar botellas de naufrago en forma de mensajes en todos los foros de cricut que conozco. (Un inciso: aunque se que no me leerán y aunque lo hicieran no me entenderán, rompo una lanza a favor del pueblo americano, que otra cosa no tendrá, pero solidario el primero… aunque jamás había participado, me acogieron en todos los foros como a una hermana, se preocuparon por mi e intentaron solucionar mi problema de la forma que bien pudieron… no sirvió de mucho, pero al menos me dieron apoyo moral –ehhh… que no es broma… yo creía que mi cricut estaba perdida para siempre, en la juventud de su vida electrónica…). Bueno, resumiendo, que después de horas angustiosas me percato que al cargar el papel en la pantalla sale que el tamaño del mismo es de 6x12 5/8 ¿Einnnn? ¿Existe esa medida? Pa mi que no. Es más, en el mundo de las alfombrillas de la cricut, sé seguro que no. ¿Podría ser que…? Cargo el papel. Me aseguro después de hacerle ver a la maquina que tiene un papel cargado de 6x12. La pobre no tiene más opción que admitirlo (ya estaba yo a punto de traer el metro y enseñárselo). No hace falta decir que antes de la actualización no hacia falta este paso, pero vamos, está claro que para la informática impossible is nothing, por lo que veo. Una vez de acuerdo yo y mi cricut en que aquello que le metía (y siento como suena pero es así) tenia 6x12 pulgadas, ni una más ni una menos, voy al ordenador… hago todo lo de antes… y hala, a cortar… Así que era eso…

Epilogo, mi cricut y yo hemos llegado a una especie de acuerdo, en el cada vez yo le tengo que informar de las medidas (vamos, como a los hombres a los que tienes que elegirles la ropa que usan y el color de los calcetines). Además se que es chico, porque no sabe contar y se empeña en la medida del 12 5/8, cuando esa medida no existe (como los hombres) que creen que 13 centímetros son 20 (si también igual que los hombres… hummm...… así que exagera el tamaño… creo que le llamaré Casper… (por lo de fantasma)

Y para que todo no sea esto, dejo otra de las cosas hermosas que Casper sabe hacer… ains, qué satisfecha me tiene…



3 comentarios:

Cicada dijo...

jaaaaaaaaajajajajajajja no hay día que te lea y no me parta de la risa!! es que en serio, no se puede escribir mejor y con más arte!!
en serio y de corazón, pq no te me planteas mandar algo al periodico para que te contraten y te "catapultéen" a la fama, así me quitas de pobre!!! y... no nos engañemos, todo esto te lo digo soooooolo y únicamente para que me con ese pastizal que vas a ganar me lleves al CHA y me invites a una rondita, jajaja

besos hermana, y dale un mensaje a casper de mi parte: "ni un problema más, te estoy observando" jejeje

Andrea dijo...

pues chicaaa!!! Sea chico o chica, es una pasada las cosas que hace esa máquina, una pasadaaaaaa!!!!!!!!! a disfrutar del chico...! besitoss

prito dijo...

Cariño , ya sabes que después de tu experiencia yo la quiero grande y chica.
Besos campeona.